Saltar al contenido.

CLADE inaugura 6ª Asamblea enfocando la lucha por la no discriminación

5 mayo, 2010

Apertura de la reunión general y de la exposición fotográfica de la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (CLADE) reunió a 19 países en el Memorial de América Latina

Un círculo alrededor de la famosa escultura en forma de mano, en el Memorial, marcó la apertura de la Asamblea. Foto: Waldo Lao Fuentes Sánchez

Educación pública, gratuita y de calidad, capaz de conmemorar la diferencia y superar las desigualdades. La lucha por este derecho es lo que unió a representantes de 19 países de América Latina este lunes (3 de mayo) en el Memorial de América Latina en São Paulo, en la apertura de la 6ª Asamblea de la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación – CLADE. “Las formas de discriminación en la educación y en la sociedad son obstáculos para la realización del derecho a la educación. Por eso la CLADE quiere enfocar este tema prioritariamente, dándole visibilidad, como condición para su superación” dijo Camilla Croso, coordinadora general de la CLADE.

El coordinador general de la Campaña Nacional por el Derecho a la Educación en Brasil, Daniel Cara, declaró que la discriminación sintetiza el pasado colonial de la región. “Es un denominador común que articula a la CLADE. Puede ser el eje estructurador en la elaboración de una agenda educativa en América Latina, que supere las divisiones nacionales y proponga estrategia de respeto a los derechos humanos”, manifestó Daniel. Mencionó a los grupos sociales cuyo derecho a la educación ha sido el que menos se ha cumplido en Brasil: los negros y negras, las personas con deficiencias y campesinos/as. “La lucha por la no discriminación también es un tema de financiamiento. En Brasil, incluir a personas que están fuera del sistema escolar requiere inversiones de R$ 116 mil millones al año”, afirmó el coordinador.

En la primera década del siglo XXI, América Latina vivió un período contradictorio: de un lado, una señal de esperanza, la elección de gobiernos de izquierda; de otro, los impactos de la crisis global financiera, alimentar, energética y ambiental. “En estos casi diez años de existencia, la CLADE ha fortalecido la democracia participativa, incorporando la lucha por el derecho humano a la educación por medio del ejercicio de la ciudadanía activa” destacó Pedro Pontual, presidente honorario del Consejo de Educación de Adultos de América Latina (CEAAL).Recordó que este domingo 2 de mayo fue el aniversario de la muerte de dos educadores brasileños, Paulo Freire y Augusto Boal, padres, respectivamente, de la Pedagogía del Oprimido y del Teatro del Oprimido.

También pidió que el público aplaudiera a Patrice Florvilus, de la organización haitiana Reagrupación Educación para Todos y Todas (REPT), presente en el evento. “Quiero hacerle un homenaje al sufrido pueblo haitiano, que este año le hizo frente al terremoto del 12 de enero. Patrice, transmítele a tu pueblo nuestra más profunda solidaridad y compromiso con su lucha”, declaró Pedro.

También estaba presente en la mesa de apertura de la 6ª Asamblea de la CLADE, el director presidente de la Fundación Memorial de América Latina, Fernando Leça, quien recordó que la mano abierta sangrando, proyectada por el arquitecto Oscar Niemeyer, simboliza el grito de alerta de los pueblos latinoamericanos. “El esfuerzo de la sociedad civil es para que la sangre se convierta en señal de esperanza, de inclusión”, agregó Daniel Cara.

Por una educación plural y libertaria 

“La lucha por el derecho a la educación nos ilumina” expresó Vernor Muñoz, Relator Especial sobre el Derecho a la educación de la ONU. Foto: Waldo Lao Fuentes Sánchez

La historia de la educación escolar y la de los derechos humanos no es la misma. Mientras esta resultó de la lucha de los pueblos y de la conmemoración de la vida, la primera está vinculada a mecanismos de control y de homogeneización. “El nacimiento de la infancia coincide con la de los sistemas educativos escolares, ambos surgieron en el siglo XVIII, producto de la modernidad industrial. La escuela cumplía el objetivo de disciplinar la mano de obra requerida por las fábricas, de legitimación de ciertos saberes y sensibilidades, en detrimento de otros” expresó Vernor Muñoz, Relator Especial sobre el Derecho a la Educación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El proceso histórico que construyó la racionalidad utilitarista, fundamentada en los principios cartesianos, le dio legitimidad a la forma moderna de esclavitud y  a la discriminación institucionalizada contra muchos pueblos y grupos culturales de América Latina. “Por eso, enfoqué mi trabajo de Relator en la denuncia de los procesos de discriminación y exclusión de la educación. Las escuelas han sido instrumentos de control social que reproducen asimetrías y verticalidades. Afirmar que la educación es un derecho humano significa trabajar por lo menos en tres puntos: acceso y permanencia, currículo y gestión educativa”, dijo Vernor, que está terminando su trabajo de seis años en esa función en la ONU, y aprovechó para agradecer el apoyo que recibió de la CLADE en este período. “Parece que todavía vivimos un momento de oscuridad. Pero creo que si no existiera no podríamos encontrarnos. Porque ustedes y sus organizaciones brillan en lo oscuro. La lucha por el derecho a la educación nos ilumina” afirmó Vernor.

Eugenia Fávero, Procuradora da República en São Paulo, destacó el marco jurídico internacional de la lucha por el derecho a la educación de las personas con deficiencias. Foto: Waldo Lao Fuentes Sanchez

Eugenia Fávero, procuradora de la República en São Paulo, fue la última conferencista de la noche. Concentró su exposición en la necesidad de garantizar el derecho a la educación de las personas con deficiencias. “Es talvez el grupo más vulnerable en relación al acceso a la educación. La discriminación duele y se manifiesta también en formas benevolentes. Por eso, felicito a la CLADE por combatirla”, expresó Eugenia.La ceremonia de apertura se clausuró con la presentación del grupo musical Batuntã y un coctel que inauguró también la apertura de la exposición fotográfica “La educación es un derecho: por la no discriminación en América Latina y el Caribe”. La muestra se compone de 36 imágenes de los fotógrafos André Faciolli, Antônio Carlos Moura, B. Heger, Bruno Magalhães, Fernando Martinho, Gilvan Barreto, Gustavo Scatena, Iatã Cannabrava, João Zinclar, Leo Drumond, Leonardo Melgarejo, Logan Abassi, Marcelo Min, Mark Garten, Milton Grant, Néstor López, P. Smith, Sergio Ranalli, Sophia Paris, Tatiana Cardeal, Toni Pires e Maíra Soares (responsable también por la curaduría).

La exposición fue organizada para ser itinerante y, si dependiera del panameño Mario Francisco Bonadies, profesor de la Universidad Católica de Panamá, cumplirá su objetivo: “Quiero llevar esta muestra a mi país, en señal de lucha a favor de una educación plural y libertaria”, expresó con entusiasmo.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: